KingSpirit

KingSpirit

Hoy estoy un poco lento, la verdad. No me apetece demasiado que se me dispare la adrenalina ni que me sobre energía por todos sitios.

¿Qué tal si mezclamos un poco de la sensibilidad de la escena del punk rock de Seattle de los 90 con el rock desértico de California, unos cuantos solos de blues, un poco de improvisación y un sentido magnífico del ritmo en los tempos lentos?; ¿qué tal si nos unimos hoy Lunes un poco a KingSpirit?.

Pues si, es claramente el camino a seguir, estos Dublineses antes llamados Burn In Me hacen ese tipo de música que tanto disfruto. Un Power Trio que bebe del blues más bestia y de la música bestia más melódica. Y me alegra tanto ver nuevas generaciones con ese tipo de gusto por la música.

Burn In Me (su EP) está lleno de detalles emocionantes, de ritmos que ya conoces pero que vas a volver a disfrutar de su mano. Manejan la intensidad y la melodía como les da la gana durante cuatro canciones que harán que cada vez que acabe uno de sus temas estés ansioso por empezar con el siguiente. De momento mi favorito con diferencia y sin hacerles ascos a los demás es claramente Inject:

https://www.youtube.com/watch?v=BvmS3y5Tm7o

Y con esta canción especialmente pasa algo muy interesante que os pido, ya casi como favor, no cometáis el grave error de juzgar su trabajo sin haber esperado a que el tema acabe. Porque el rey de(l) Espíritu tiene mucho que decir y no podréis valorar su mensaje hasta que acabe de hablar.

Pero es que sus otras tres historias no tienen desperdicio ninguno. Y os diré algo, es fácil saber cuándo estás delante de una banda que te encantaría ver en directo cuando, al menos en estudio, sólo son tres y no echas de menos ningún otro instrumento.

En KingSpirit no falta nada, no hay huecos que rellenar, no hay mucho espacio para poner de tu parte; es una de esas bandas que uno puede coger de la mano y sencillamente llevarse llevar por lo bien que lo hacen.

Si nunca habéis tenido esa experiencia, podéis hacerlo hoy mismo escuchando el EP de estos Irlandeses en su BandCamp e incluso contribuir a la buena salud de la música bien hecha aportando lo que os cuesta una cervecilla comprando su EP. Y como siempre también, os podéis dar una vuelta por su FaceBook o su Twitter.

Os dejo, me llaman en otra parte.

También te puede interesar:

Mother Engine

A veces sobran las palabras, ¿verdad lectores míos?.

A veces no apetece escuchar mensajes de manera vocal.

A veces el sonido de la voz no es el adecuado para transmitir las cosas.

A veces los sonidos que rebotan en las paredes son más que suficientes para decir todo lo que uno tiene que decir.

A veces es bueno ponerse a los Mother Engine un ratito, escuchar sus siete temas y no decir nada. Y lo más importante, que no te digan nada tampoco y te dejen escaparte a ese sitio en medio de ninguna parte.

A menudo hablamos de discos buenos, Muttermaschine es otro más, impecablemente producido, con unos temas tranquilos, sencillos, directos, cuidados y llenos de mensaje llenos de significados para aquel que quiera saber escucharlas (Brett Hart).

Ellos dicen que empezaron a hacer música instrumental cuando su cantante se fue. Bueno, es otro ejemplo más de que los acontecimientos giran hacia donde giran porque lo necesitan y así debe ser.

Sentid, sentid hijos míos, como los riffs de guitarra caminan de la mano con el resto de la banda apoyándose los unos en los otros y creando una textura que os atrapará.

Así que silencio, silencio, compañeros y compañeros, gravitad hacia su BandCamp y cómo decían los otros: Callad, callad, no hagáis ni un ruido dejad que lo haga la Madre Motor de todo y de todos.

Cuando acabéis y os hayáis limpiado en el viaje, os podéis arrimar por su FaceBook a contarles qué tal ha sido la experiencia.

Silencio, camaradas, silencio; y hasta el Lunes que viene.

También te puede interesar:

Sasquatch

Vosotros igual os pensáis que yo he escuchado Stoner Rock así toda la vida, desde que nací y qué va, amigos y amigas, para nada.

De hecho, he tenido mis puntos de inflexión, claro, como todo el mundo. El Stoner Rock siempre había estado ahí desde… no lo sé, la verdad. Pero nunca llegué a pensar mucho en ello. Stoner rock era Kyuss y bien estaba.

Pero hará unos cuantos añitos ya, el bajista de una gente con la que estaba tocando me dio un CD para que lo escuchase. Ese disco era el primero de la banda de hoy, Sasquatch. Y desde ese día me vi cada vez más y más atraído a bucear por las profundidades abisales de la lisergia musical y darme de bofetones con el polvo arenoso de sus ritmos.

El primer trabajo de Sasquatch se llamaba I. Como gente consecuente que son, esta semana han lanzado IV, su nuevo álbum.

No me voy a enrollar mucho, porque miedo me da que cualquier cosa que diga no os anime a escucharlo (esto me pasa siempre). Sólo puedo deciros que desde el primer cambio de ritmo del primer tema (al principio) hasta que Drawing Files suena lo que vais a recibir es más música perfectamente hecha de la que podríais aguantar. Los riffs, los ritmos, la voz (¡qué voz!), el tempo, la composición, la letra… todo está bien hecho en Sasquatch no hay nada que echar de menos y nada que criticar.

Es uno de esos trabajos que o te gusta o no te gusta. Pero que si no te gusta es muy difícil que estemos hablando el mismo idioma.

Escuchad un segundito:

https://www.youtube.com/watch?v=LMmqBVtL3YY

¿Veis de lo que os hablo?.

Bueno, pues nada, lo de siempre, a escucharlo gratis a su BandCamp, donde también lo podéis comprar (10 dolaretes de nada) o a darse una vuelta por su FaceBook o su página web personal.

Sé que los gigánticos pisotones del Sasquatch os van a dejar destrozados para toda la semana, pero no temáis, la semana que viene traigo más.

 

También te puede interesar:

Lizard Queen

All right, fuck the bullshit, from now on, the Lizard Queen’s first album will be COMPLETELY FREE to download for everyone

Eso es actitud y lo demás son tonterías.

La recomendación de hoy nos lleva a Italia, amigos y amigas, más en concreto a Gorizia, sitio en el cual se ha formado la banda Deep, de la que hablaremos otro día. Pero uno de sus miembros no suficientemente contento con haber grabado un disco con su banda y estar preparando un segundo trabajo ha decidido montárselo por su cuenta y hacerse un “one-man-army” él solito. ¡Y qué resultado le ha dado!.

Lizard Queen son ocho temas de stoner metal, del bien hecho, del clásico, profundo, pesado, sucio, duro, denso, oscuro e intenso. No hay manera posible de que no os quedéis enamorados de este trabajo y se convierta en un habitual en vuestra lista de reproducción. No hay manera de que no os encante la guitarra sobrecargada de fuzz, el bajo denso que está haciendo vibrar mi mesa ahora mismo, la batería machacona y la voz cavernosa que va viajando de tema en tema haciendo estragos en vuestros oídos y vuestra alma durante más de tres cuartos de hora que dura lo que la reina lagarto tiene que decir.

Vamos con el botón:

http://www.youtube.com/watch?v=1Li5k83vhfs

Si estabais buscando un buen album de stoner con el que dejaros llevar y que os inunde haciéndoos perder el sentido, la orientación y vuestra voluntad de escuchar ninguna otra cosa hasta que la reina lagarto lo diga.

Así que someteos a su poder, dejad que os haga suyos y os abrace. Además, lo podéis hacer completamente gratis desde su BandCamp o contribuyendo con la cantidad que consideréis adecuada.

También os podéis dar una vuelta por su FaceBook para ver por qué desiertos se está moviendo vuestro nuevo reptil favorito.

Que el desierto os acompañe.

 

P.D.: Si tenéis alma de compositores, Lizard Queen está buscando gente para hacer un split. Lo digo porque a mi la idea me tienta, pero si tocáis y os queréis perder por el desierto con los reptiles es una gran oportunidad.

También te puede interesar:

AD Bestias

Agarradme la mano, compañeros y compañeras, crucemos una vez más el oceano.

Hoy nos vamos hasta Rosario, Argentina; hoy nos vamos a estar un rato con AD Bestias.

AD Bestias me está encantando, de principio a fin y el disco es de estos que ni siquiera hay que digerir, como los buenos licores, entra sólo, siempre quieres más y poco a poco vas notando sus efectos en ti que se incrementan cuanto más los consumes.

Vamos a ello:

 

 

¿Véis lo que os digo?. Un país como el suyo que tantos grandes artistas de rock ha parido tenía que criar a AD Bestias. Una máquina de riffs a medio camino entre el blues oscuro y lisérgico y el rock clásico. Una batería contundente que acaba de rematar el bajo y un cantante que lo es y además es liricista mandando sus mensajes, de los que merece la pena escuchar cada palabra.

Y esa pasión por el rock y las canciones bien  hechas redundan en que, como siempre, es difícil ponerle etiquetas al espíritu. ¿Es rock?, ¿es blues potente?, ¿es un poco punk?, ¿es grunge?, ¿es stoner?.

Es un poco de todo eso y bastante más lectores y lectoras.

Así que no os quedéis pensando estas tonterías y orbitad hacia su BandCamp donde podéis disfrutar de los ocho temas que componen su disco homónimo, su nuevo lanzamiento, Malinche y descargaros su excelente trabajo al precio que vosotros creáis conveniente.

O como es normal, pasaros por su FaceBook y ver a que se dedican estos músicos de Rosario.

También te puede interesar: