Sasquatch

Vosotros igual os pensáis que yo he escuchado Stoner Rock así toda la vida, desde que nací y qué va, amigos y amigas, para nada.

De hecho, he tenido mis puntos de inflexión, claro, como todo el mundo. El Stoner Rock siempre había estado ahí desde… no lo sé, la verdad. Pero nunca llegué a pensar mucho en ello. Stoner rock era Kyuss y bien estaba.

Pero hará unos cuantos añitos ya, el bajista de una gente con la que estaba tocando me dio un CD para que lo escuchase. Ese disco era el primero de la banda de hoy, Sasquatch. Y desde ese día me vi cada vez más y más atraído a bucear por las profundidades abisales de la lisergia musical y darme de bofetones con el polvo arenoso de sus ritmos.

El primer trabajo de Sasquatch se llamaba I. Como gente consecuente que son, esta semana han lanzado IV, su nuevo álbum.

No me voy a enrollar mucho, porque miedo me da que cualquier cosa que diga no os anime a escucharlo (esto me pasa siempre). Sólo puedo deciros que desde el primer cambio de ritmo del primer tema (al principio) hasta que Drawing Files suena lo que vais a recibir es más música perfectamente hecha de la que podríais aguantar. Los riffs, los ritmos, la voz (¡qué voz!), el tempo, la composición, la letra… todo está bien hecho en Sasquatch no hay nada que echar de menos y nada que criticar.

Es uno de esos trabajos que o te gusta o no te gusta. Pero que si no te gusta es muy difícil que estemos hablando el mismo idioma.

Escuchad un segundito:

https://www.youtube.com/watch?v=LMmqBVtL3YY

¿Veis de lo que os hablo?.

Bueno, pues nada, lo de siempre, a escucharlo gratis a su BandCamp, donde también lo podéis comprar (10 dolaretes de nada) o a darse una vuelta por su FaceBook o su página web personal.

Sé que los gigánticos pisotones del Sasquatch os van a dejar destrozados para toda la semana, pero no temáis, la semana que viene traigo más.

 

También te puede interesar:

Supa Scoopa

Hey, hey, Vigo, just hold me tight
Everybody’s singing the blues tonight

Si, amigos y amigas, a mi el Stoner Rock me gusta mucho pero a Siniestro Total hay que conocerlos y amarlos.

Y hoy más. ¿Por qué?. Porque el grupo de hoy es de Vigo, amigos míos. A los que no habéis estado nunca, os diré que la gente que no es de allí sólo tiene dos opiniones sobre Vigo. Que es la ciudad más aburrida del mundo o que es una ciudad en la que la diversión no acaba nunca. Y con afirmaciones tan rotundas, se hace evidente que lo que se comprueba en las visitas no es la ciudad, es el visitante.

De Vigo son Supa Scoopa, el grupo de hoy y el album que hoy visitamos es Slices of Life. Leyendo su nombre y a no ser que os hayáis perdido en el camino y no hayáis empezado por el principio, ya adivinamos una de sus mayores influencias, pero ellos en su FaceBook nos cuentan que su influencia principal son los sonidos psicodélicos de los 70. Y este humilde servidor le ve el regustillo setentero muy claramente a temas como Deep Ocean. La propuesta en cualquier caso es muy apetecible, porque se regodean en la psicodelia a ratos y se dejan empapar por ella pero el cantante es siempre contundente, dándolo todo.

Aparte de eso, ¿qué queréis que os cuente?. Lo de todas las semanas, lectores míos, una máquina de riffs de nuevo esta semana con ritmos que os van a sorprender y a desorientar, que tal y como está la música es lo mejor que os puede pasar.

Eso si, estas semanas, nos hemos desviado un poco del camino, porque es necesario caminar por otros parajes y observar otros horizontes para poder ubicarnos adecuadamente, pero esta semana volvemos al riff contundente setentero, al rock pesado, al cantante rasgándose la garganta y la distorsión burra pero con la sensibilidad necesario para hacer de este disco otro de esos que debemos tener siempre a mano. A mi ya sólo con The Chase me tienen conquistadito para siempre.

Vamos, como tiene que ser:

http://www.youtube.com/watch?v=Sqyoxp5V9Yg

Bueno, pues ahora que os habéis puesto un poco cachondetes (vosotros y vosotras) con el ritmo y la fuerza de estos paisanos míos, os digo que os podéis ir a su BandCamp para descargaros su disco al precio que consideréis más adecuado y como siempre os digo, si, gratis también es un precio, pero sé que si tenéis un poquito de oído y alma os rascaréis estos bolsillos que llevamos hoy en día todos, es decir rotos y raquíticos para pagar unos pocos euretes por un trabajo más que bien hecho; que os podéis ir a su FaceBook a fisgonearles un rato y a su MySpace si os gusta, también. Además os podéis enterar de su calendario de conciertos, que moi en cuanto vengan a Madrid no se los va a perder.

Que el polvo del desierto os acompañe.

También te puede interesar:

Egypt

¡A ver!, ¿cuántos habéis hecho los deberes y os habéis convertido en Sol como os dije que hicierais hace dos semanas?. ¿Qué?, ¿ninguno?. ¡Ah!, ¡si!, ¡el del fondo si!. Pues da un par de pasos hacia atrás, anda que de calor ya vamos bien. Pero vamos… buen trabajo.

Para todos los demás rezagados que seguís abrazados a vuestra triste forma corpórea que hasta ahora, de momento, os ha llevado este Lunes hasta aquí tengo algo para vosotros.

Un viaje, fuera de vosotros y hacia la energía que ni se crea ni se destruye pero inunda el Stoner Rock de esta semana. Vamos a empezar por el final, aquí va el tema de hoy:

Claro, ahora estáis arrepentidos de no haberos hecho Sol y polvo antes, lo sé, pero no pasa nada, no os preocupéis, tenemos Become The Sun el trabajo de la banda de hoy Egypt para solucionarlo.

Become The Sun es un trabajo de diez temas que cabalga entre el doom, el sludge y el stoner rock dando leña de todos los colores para todos los gustos, el niño y la niña.

Y por eso estamos aquí semana tras semana, para descubrir y experimentar, para sentir cosas distintas al ritmo de compases extraños.

Así que pocas excusas tienes para seguir leyéndome y no haber ido ya a su BandCamp a disfrutar del trabajo completo de la banda de este Lunes que sé que os va a atrapar durante un buen rato… si os sobra un rato antes de desmaterializaros, daros unas vuelta por su FaceBook si os place a ver qué se cuentan estos Dakotienses de Fargo.

Volved luego a contarme qué tal que ahora voy a diluirme un rato en esta luz matinal que lleva toda la vida persiguiéndome.

También te puede interesar: