Tsar Bomba

¿Vosotros sabéis lo que fue la Bomba del Zar?. ¿No?. ¿Cómo que no?.

Preparaos.

La Bomba del Zar fue una bomba de hidrógeno desarrollada en la Unión Soviética y ostenta el dudoso premio de haber causado la mayor detonación nunca realizada por manos humanas.

El caso es que la bomba era tan enorme que no era utilizable con motivos bélicos, si no que era más un proyecto de investigación… y propagandístico. En aquellos años de Guerra Fría que la Unión Soviética tuviese una bomba gigante acojonaba mucho.

Y Silent Queen es la detonación del grupo de hoy amigo y amiga lector. Una detonación sónica. Otra joya del Stoner Rock desde París. El disco es tan bueno, está tan bien hecho, es tan interesante y tiene tantos matices que no sé ni por dónde empezar.

No sé si hablaros de los geniales riffs que tienen tanto color de stoner rock como de sludge como de metal clásico o hablaros del bajo que se sale de las clásicas líneas de repetir la guitarra aportando líneas de melodía explosivas, o de la batería que es una ametralladora directa a tu tímpano. Si tuviese que empezar por algún lado probablemente lo haría por Cédric Marcel que es la encarnación de Laney Staley vomitando el corazón al más puro estilo Phil Anselmo con matices de el primer disco de Pist. On (su primer disco es una joya no-stoner que no os deberíais perder) mezclado con un estilo propio demoledor que le da tanta personalidad al grupo que está convirtiendo el trabajo de estos parisinos en una clásico instantáneo y uno de los discos que más feliz me está haciendo traeros este año.

Pero como siempre, no dejéis que sea yo quien os cuente cómo son, experimentadlo por vuestra cuenta:

¡Oh! ¡si! ¡nenes y nenas!. Y ahora, os vais derechitos a su BandCamp y no sólo podéis disfrutar del disco entero (Enter The Void es algo increíble) si no que os podéis bajar el disco entero gratis. ¿GRATIS?. ¡GRATIS!.

Pero a estos franceses me los apunto yo para seguirlos en todo lo que hagan a ver si hay oportunidad porque su trabajo promete un directo brutal.

Haceos, haceos sol, hijos e hijas mías, dejad que este calor y esta luz entre en vosotros porque al ritmo del Stoner Rock, semana a semana no dejamos de caminar por este sendero polvoriento e incierto.

También te puede interesar:

Halmos

Halmos

Crudo, pesado, lento, sucio, potente, riff, fuzz.

Son palabras alrededor de las que gravito cada semana encajadas dentro de seis o siete párrafos.

 

Añadid Atlanta, EE.UU. y ya tenéis la banda de esta semana.

Hoy os traigo a Halmos. Y como todas las semanas trato de aportar un poquito de variedad, esta semana creo que me vais a querer más, que me voy a ganar un poquito más vuestro tímpano.

Si bien es cierto que el stoner rock crece teniendo los pies muy enterrados en el abono primigenio para el metal que fue Black Sabbath, las ramas de Halmos han crecido fuertes, pero extrañas y retorcidas.

Halmos, tiene su toquecito grunge que yo tanto valoro (muy poquito, la verdad, pero incluso ellos mismos citan a los Melvins como grupo de referencia), pero tiene además una batería y una voz que me hace pensar sin yo querer en un thrash old-school cámara lenta.

Los riffs, en general son puramente stoner rock (Patterns) y sin embargo el disco desprende una atmósfera doom o sludge o… ¡joder! ¡para no gustarme las etiquetas bien que las uso!.

Vamos a escribir con el estómago, el disco es un agujero negro. Es un vórtice de ritmo lento y de oscuridad, pero no por ello es menos potente y agresivo. De hecho la mayor parte de los temas son un bofetón sónico del que venís aquí buscando cada semana como los esclavos musicales que somos.

Preparad la mejilla, que voy:

Ya, ya sé que dura 26 minutos. Es un concierto entero. ¿Qué queréis?, esta gente sólo tiene dos vídeos uno es este directo y el otro es un refrito de sus temas en plan anuncio. y me daba pena descartar esta banda por el vídeo.

Bueno, a lo que vamos, que el disco merece varias escuchas y si os animáis además a comprarlo, además de escucharlo gratis, lo podéis hacer como siempre en su BandCamp y como siempre, también, os podéis pasar por su FaceBook para preguntarles, por ejemplo, qué oscuros motivos les han movido a hacer desaparecer de la faz del universo digital su EP anterior, como pienso hacer yo.

Ya llega el buen tiempo, amigos, id desempolvando las gafas de sol, que dentro de poco toca volver a ensuciarnos la vista.

También te puede interesar:

Motherslug

Motherslug

 

Bueno, seamos medio serios. ¿Qué sabemos de Australia?.

Vale, eliminad todos esos tópicos que se os han venido a la cabeza. ¿Qué nos queda?.

Pues en este momento estaréis con una cantidad mayor o menor de información dependiendo de vuestra cultura general que os puede dar el éxito y la fama en programas como Saber y Ganar.

Pero si estáis leyendo esto, muy probablemente uno de los denominadores comunes a vuestra «tormenta cerebral» grupal a la que os acabo de empujar sin vosotros querer es que todos sabemos que en Australia hay rock and roll del bueno.

Y claro, como también tienen desiertos pues también tiene que haber Stoner Rock.

La banda que os traigo hoy, Motherslug, es de esos vinos que entran solos, es una de esas cervezas en una tarde sofocante estival, es tu aperitivo favorito, es una buena serie de la que pillas un capítulo por casualidad en la tele.

Su E.P. homónimo es corto y además se hace muy corto porque como todas las cosas que os he comentado no necesitaréis más de un pequeño bocado para querer acabarlo y luego volver a por más.

Yo hace algún tiempo que me empiezo los discos de manera no lineal, que a veces el orden de las canciones está muy bien elegido y alguna vez me ha jodido un buen disco. En en este caso he comenzado por Rollin’. Y he podido saborear inmediatamente la distorsión crujiente, el rock añejo, el groove oscurillo de otra época y sobre todo buen rock. Pero es que la canción que va marcando su paso cadencioso y te pone en el sendero de la batería machacona a paso casi militar (como estará el suave movimiento de vuestras cabezas si la estáis escuchando) progresa y en poco tiempo el tema muta, evoluciona y os abandona en un vacío rítmico en el que os quedaréis flotando explorando las melodías de estos Australianos.

No os preocupéis que Motherslug vuelven a por vosotros al poco tiempo con más ruido para traeros de vuelta al plano desértico del rock.

A partir de ahí no he podido dejar de escuchar los cuatro temas, muchas veces. Todos los temas son geniales, todos combinan en una mezcla equilibrada todo lo que conocéis sobre el rock con todo lo que no conocéis de su atmósfera y su melodía.

Ahora mismo la que me tiene «enbuclado» en su E.P. es Space Man en un viaje trans-fisico en el que da gusto acompañar a esta gente, oiga. ¡Qué viaje!, ¡qué historia!, ¡qué final más sólido!.

Como siempre, podéis escuchar su E.P. de media hora larga en su BandCamp y como siempre también, pasaros por su FaceBook para comprar un ticket a su próximo viaje fuera de esta realidad que conocéis y odiáis.

La semana que viene más, que por esta ya os he contado demasiado y debo callar.

Vosotros aún no lo entendéis, pero semana a semana vamos ascendiendo la ladera de Mammoth y aún no sabemos qué encontraremos en el vórtex que nos aguarda en nuestro destino.

También te puede interesar:

Blue Aside

Blue Aside

Viajemos a traves del tiempo y el espacio este Lunes, amigos y amigas.

Si nos seguís Lunes a Lunes en estas recomendaciones de Stoner Rock tenemos una idea bastante clara de con qué música os gusta alimentar a vuestros lóbulos prefrontales y vuestros estriados ventrales. Con qué os gusta cargaros de energía, rabia y energía lisérgica.

Pero no todo es así en el Stoner Rock, amigos y amigas. Yo siento mucha debilidad también por esos trabajos cargados de psicodelia, de atmósferas y de prismas cristalinos que distorsionan las distintas capas de realidad en los distintos anillos de la existencia. Así que vamos a ver qué tal andáis de muelas y sistema gástrico.

Por bandas como Blue Aside y su trabajo The Moles Of A Dying Race.

Hablemos un poco de ellos, son un power-trio de Boston que les mola mucho el riff del stoner rock, el bajo potentorro y la batería contundente, pero claro, también les va mucho Pink Floyd o cosas como Yob, Boris o Dead Meadow.

Y como además se definen como una banda que hace discos conceptuales, nos dan la oportunidad de ser el viajero interestelar, que aterrizado en el planeta en proceso de extinción de Austahu presencia la terrible historia de una civilización que se está extinguiendo y mientras los ricos y poderosos utilizan todo lo que está en su mano para seguir viviendo bien, la gente común comienza a vivir bajo tierra. De ahí el nombre de su trabajo. ¿Cómo acaba la historia?. Para eso os vais a tener que escuchar el disco entero, unos 60 minutos de buena música con una historia más que interesante y final desconcertante.

No os digo como acaba, pero empieza más o menos así:

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=6bQb0DsWGGo&w=560&h=315]

¿Os ha picado el gusanillo?. Sé que si, pero también es digo que a lo largo de los ocho temas que componen el disco os vais a encontrar mucha melodía, muchas partes agresivas y ásperas, muchas partes atmosféricas en las que el tono se va a expandiendo mutando, girando y colapsándose para luego volver a expandirse en vuestros oídos y vuestros cerebros. Mucho cambio de ritmo, de velocidad, de energía… mucha riqueza tonal para vuestras castigadas orejas.

The Moles Of A Dying Race es un disco de Stoner Rock, es un disco de progresivo, es un disco psicodélico y es un discazo en definitiva.

Disco que podéis comprar por mucho menos de lo que seguramente podríamos desear para algo tan bien hecho y como siempre, escuchar gratis en su BandCamp.

Y como siempre también, os animo a que os pongáis en contacto con ellos y les comentéis, si queréis qué os ha parecido su trabajo, qué os gusta, qué no, o qué andan haciendo; lo podéis hacer a través de su FaceBook o de su MySpace.

Lo mejor de estos discos, es que tienen tanta chicha que no sólo aguantan bien sucesivas escuchas, es que con cada vuelta del disco van mejorando, poco a poco.

Ya me contaréis qué vais descubriendo en vuestro viaje de visita a la raza de los topos que se extinguen.

Viajad, viajad, viajad, viajad, viajad, viajad, viajad.

También te puede interesar:

Lothorian (escucha gratuita, compra al precio que quieras)

Lothorian

 

¡Oh!, ¡Si! Tenemos de los dos tipos, tenemos stoner y tenemos psych.

Esta frase, ya, en si misma debería daros ganas de darle una vuelta al trabajo que ofrece la discográfico del grupo que os traigo hoy, Lothorian.

¿Sabéis?, mezclar está bien, la fusión, el respiro que dan nuevos estilos, las bocanadas de aire y todo eso, pero, ¿de cuánta oscuridad se puede llegar a rodear uno si echa raíces en los Sabbath más oscuros y simplemente profundiza con la potencia del metal?.

Pues Lothorian lo saben y os lo enseñan en su primer trabajo, Welldweller.

Por una vez no voy a daros la chapa antes del vídeo, echad un vistazo primero que esto no es para todos los públicos, pero a los que os van estos sabores os va a encantar:

http://www.youtube.com/watch?v=MRvOvH6Tmrg

Jurgen, Thomas F, Niels, Roenjer y Thomas B son de Bélgica e Italia, les mola el stoner metal oscuro muy doom y también les va el rollo psych así que de que se junten a tocar no podemos esperar nada que no sea bueno. Como ellos mismos dicen en su Facebook, «nos gusta despacio y sucio«.

Y a nosotros nos gusta que les guste, porque nos gustan sus gustos.

Welldweller es su disco debut, media hora de música oscura llena de matices y de atmósferas que cuentan una historia. Una historia como lo que hay por la ventana, oscura, gris un poco asfixiante pero con promesas de contundencia, de potencia y de buen gusto.

Así que efectivamente, como hablábamos al principio, hay mezclas de estilos en su trabajo, pero sólo porque en sus temas parecen la evolución natural de su propia música cuando la cuentan ellos. Para que me entendáis bien, no os podéis perder su trabajo que, como siempre, podéis escuchar gratis en el BandCamp de su discográfica y podéis comprar al precio que consideréis más adecuado (o gratis).

No es largo el disco de esta semana y como además es bueno se os va a hacer corto, pero creedme que le vais a poder dar muchas escuchas para descubrir todos los rincones de la habitación oscura en la que os van a encerrar con Welldweller.

La semana que viene más. Vosotros de ese lado de vuestro monitor. Yo del mío.

También te puede interesar: