Yawning Man

Buscando en internet información sobre la escena musical de Palm Desert (California), cuna del Stoner rock, me he topado con esta banda, que para los que no la conozcan, fue una de las primeras bandas que sentó las bases de lo que sería este estilo, por lo que se podría decir que son pioneros del Stoner.

Esta banda fue formada en 1986 por Gary Arce (Waterways, The Sort Of Quartet), el bajista Mario Lalli (vocalista y guitarra de Fatso Jetson) y el baterista Alfredo Hernández (Kyuss, QOTSA, Orquesta del Desierto) y Larry Lalli como segundo guitarrista. En un principio Arce y Hernández eran los únicos miembros de la banda, y unos meses después se unieron los dos primos.

Sus primeras apariciones se dieron en las Generator Parties, que consistían en sesiones de improvisación de larga duración y en espacios públicos, así que cualquier persona podía participar de estas jams. Tardaron unos cuantos años desde su creación hasta lanzar el primer álbum, llamado Rock Formations. Durante el tiempo anterior a este lanzamiento, grabaron entre 30 y 40 canciones que circularon en dos maquetas.

Seguramente lo que le daba el sonido tan característico a la banda (al igual que muchas de esa zona) era el desierto, que les agregaba un toque de psicodelia y otras sensaciones poco tangibles y dificiles de explicar. Esto terminó por conformar lo que luego llamaríamos Stoner Rock, aunque prefiero denominarlo Desert Rock, ya que está más arraigado a la escena musical en la que se creó. Esta banda tal vez tiene un sonido un poco diferente al de otras bandas asociadas al sonido Stoner en sí, como por ejemplo Kyuss; pero es una de las que hay que escuchar si se es aficionado de este género.

Durante toda su carrera, la banda ha lanzado cuatro álbumes (Rock Formations, Vista Point, The Birth Of Sol y Nomadic Pursuits) y un EP (Pot Head).

También te puede interesar:

23/Julio/2012 – Stoner Rock – Lord 13 (descarga de discografía disponible legalmente)

Empezar a hablar cada Lunes del stoner rock y de todo con lo que se ha mezclado y poner un vídeo de Kyuss es sencillamente demasiado fácil.

Aprovechando esta ventana en el universo de Belial Baez, vamos a sacar a la luz algunas de esas bandas underground para cuyo descubrimiento es necesario «excarvar» (de hecho, exploraremos más estos caminos que ningún otro).
Desde Grecia (¿por qué hay tanto Stoner en Grecia?), Lord 13. Probablemente una de las bandas que más he escuchado en los últimos diez meses. Estética de moteros, mujeres en bikini y whiskey… letras que van desde lo más íntimo de la naturaleza humana a lo más extático. La línea general es un bofetón de energía, guitarras muy graves y baterías potentes ancladas en las raíces del rock clásico que te removerán las entrañas.
El single de su último disco, 2013, es Get You High:

http://www.youtube.com/watch?v=fmQGHNkioH4

Aunque a mí la canción que me enganchó en su momento fue Ball Of Pain.
Si queréis escuchar el single, Ball Of Pain y la discografía entera de este grupo la podéis descargar desde su propia página:

http://www.lord13music.com/

También te puede interesar:

23/Julio/2012 – Stoner Rock – Empezando por el principio

Si Seattle dio su respuesta al punk-rock combinándolo con el intimismo, la metáfora y la lluvia a finales de los 80, California, en concreto la zona de Palm Desert hizo lo mismo pero combinándolo con el desierto.

El stoner rock, mezclado muy habitualmente con otros géneros como el stoner metal, el sludge, el souther, el doom, el desert, el country, el hardcore punk, el… -¿a día de hoy alguien sigue utilizando todas estas etiquetas?- es una de esas vertientes del rock que se mantiene razonablemente apartada de la industria mainstream y que cruza de manera paralela en un vistazo global al rock, desde sus raíces hasta hoy.

Si el hito popular fue Kyuss (con Blues for the Red Sun), lo cierto es que parece haberse mantenido bajo tierra, polvoriento, oculto, grave. Parece ocupar su sitio en el árbol del heavy metal como metáfora de aquello a lo que suena, personal, sucio, machacón o por el contrario, psicodélico, místico.

Abordando temas encriptados de la personalidad o hablando de mujeres en bikini y coches de los que ya no se fabrican a toda velocidad. De intoxicaciones etílicas, psíquicas o áridas. Plegando los vértices del otro lado de la oscuridad o desecándose a plena luz del sol cenital.

Lunes a lunes vamos a recorrer el camino desde los 70 hasta hoy montados en el riff machacón, el ritmo distorsionado, el eco asfixiante, las voces demoníacas, las desesperadas y las alteradas.

Pero antes de todo esto, empecemos por el principio:

También te puede interesar: