Sutrah (escucha y descarga gratuita)

 

Sutrah

 Me he ido al desierto.

Si, así como lo leéis, mientras vosotros vais bajando por estas líneas, yo me he ido al desierto a buscar un poco de inspiración.

Acaba de empezar el año y me hace falta empezarlo con tranquilidad, así que a ver si por aquí por Arizona encuentro la paz mental, la espiritual, descubro mi animal totem, tengo una revelación o… ¡o qué se yo, pero por Dios que merezca la pena este viaje!.

Pero vosotros no tenéis que pasar por el incómodo trámite de explorar las inmensidades del espacio y la luz que se pliega en nueve vértices distintos para expandir vuestra mente alrededor de un muro sónico.

No.

Para eso, tenemos cosas como el Stoner Rock (o el psychodelic rock para el caso).

Es un subgénero, dentro de esta amalgama de sonidos que le damos nombre con esta etiqueta todos los Lunes que me atrae mucho; a lo mejor no es la que más comparto con vosotros cada Lunes porque indefectiblemente acabo buscando la descarga de adrenalina y el bofetón, pero recurro a ella muy a menudo y es uno de los estilos que más disfruto. Me encanta que la música me engulla y no pueda encontrar la salida y los grupos que lo consiguen, llegan para quedarse.

Y si además, para variar, es en español, pues oye, ¿quién diría que no?.

Yo no, por eso os traigo a Juan Marcos a Ariel y a Nico, por eso os traigo a Sutrah desde Buenos Aires. Ellos nacen en 2006 y se definen como un trío de rock pesado, psicodélico y ambiental (y lo son… y muy bueno) y citan como influencias suyas a gente como los del rock de los 60 y 70 ( Hendrix, Black Sabbath, Cream, Santana etc etc )hasta el rock de la primera mitad de los 90 ( Kyuss, Alice in Chains, Sleep, Corrosion of Conformity, etc etc). ¿Se puede tener mejor gusto musical?.

Antes de perdernos en explicaciones, esto es lo que os traigo hoy:

Si, amigos y amigas, esta gente ha compartido escenario nada más y nada menos que con Kyuss Lives. Puedo entender por qué, tienen un gusto en el riff que tira de espaldas y además lo combinan de manera genial con pasajes muy atmosféricos, muy psicodélicos, muy… muy bien, lo combinan todo muy bien.

Las guitarras son potentes cuando deben, la voz que lo envuelve todo tanto susurra como grita y lo hace siempre bien, donde debe, en su espacio, a su tiempo, la batería es el reloj lisérgico de toda la experiencia y el bajo su batuta creativa que le da vida a todo.

La banda es muy buena, los temas son muy buenos y si no los estás escuchando estás perdiendo el tiempo leyéndome.

Porque allí, con Sutrah, podréis librar con ellos vuestra última batalla, conocer al gaucho, conocer al ermitaño también y cuando creáis que ya está todo perdido, podréis deshacer vuestras penas en el desfiladero antes de daros cuenta de la última gran verdad. Que lo que cuesta es despertar.

¿Que no sabéis de qué hablo?.

Hombre, pero eso es porque aún no os habéis pasado por su BandCamp y disfrutado de Volumen I el disco que sacaron en 2011.

Además podéis escuchar dos temas de adelanto de su próximo disco El Camino Hacia El Vacío (uno de ellos está en el vídeo de YouTube que habéis visto) que verá la luz en 2012 con toda seguridad.

Eso si, preparad un buen rato para estar a solas con Sutrah, conocerla y explorarla, porque si no os pasará lo que a mi la primera vez, que una vez empecéis no podréis parar hasta que acabe y luego tendréis que volver una y otra vez de vuelta a librar una nueva batalla.

Como curiosidad, el disco está grabado en cinta de 2”. ¿Será por eso que tiene ese sonido tan especial que tanto me gusta?, ¿será una combinación de todo?.

Eso os lo dejo como deberes, pero si os sentís vagos, también os podéis pasar por su Facebook y preguntárselo a ellos directamente.

Y por último, hablando por mail con ellos y en sus propias palabras me ha llamado la atención esto:

Sutrah es una banda independiente, sin manager ni agente de prensa, sin sello ni distribuidora, sin marcas que los apoyen, ellos son los encargados de vender y distribuir sus propios discos, producen sus propios shows y no les interesa ser parte de ningún movimiento. Solo se concentran en la música, y por propia decisión su publicidad o marketing es casi nulo.

Que es una decisión que yo, personalmente aplaudo y celebro pero que debería darnos además que pensar a todos en estos tiempos tan turbulentos de conflictos inventados con la música, conversaciones sobre el negocio y no sobre el arte y demás zarandajas. ¡Bravo!

Semana extraña esta pero otra semana más con buena música que escuchar.

También te puede interesar: