Posible cárcel para grupo de punk femenino por criticar a Putin en una iglesia

Pussy Riot, un grupo de punk formado por integrantes femeninas, se enfrenta a una posible pena de 7 años de cárcel por criticar al presidente ruso, Vladimir Putin, durante un concierto en la Catedral de Cristo Salvador en Moscú, Rusia.

Durante uno de sus temas, las tres integrantes gritaron “Madre María, llévate a Putin”, lo que parece ser motivo suficiente para haberlas encerrado durante cinco meses en una cárcel rusa a la espera de juicio, y acusarlas de disturbios graves, además de pedir la friolera de siete años de cárcel para ellas.

Las tres integrantes de la banda se han disculpado con la iglesia ortodoxa y sus miembros por la posible ofensa, pero defienden su derecho a protestar políticamente.

Amnistía Internacional y otros grupos sociales están clamando por la liberación de estas presas, así como exigiendo el cumplimiento de los derechos humanos y el derecho a protesta y manifestación en Rusia, algo que parece no compartir el Kremlin.

Con esta polémica, sobre la que Putin no se ha pronunciado, el grupo Pussy Riot se ha convertido en un referente de la lucha social y política en Rusia.

 

También te puede interesar: