KingSpirit

KingSpirit

Hoy estoy un poco lento, la verdad. No me apetece demasiado que se me dispare la adrenalina ni que me sobre energía por todos sitios.

¿Qué tal si mezclamos un poco de la sensibilidad de la escena del punk rock de Seattle de los 90 con el rock desértico de California, unos cuantos solos de blues, un poco de improvisación y un sentido magnífico del ritmo en los tempos lentos?; ¿qué tal si nos unimos hoy Lunes un poco a KingSpirit?.

Pues si, es claramente el camino a seguir, estos Dublineses antes llamados Burn In Me hacen ese tipo de música que tanto disfruto. Un Power Trio que bebe del blues más bestia y de la música bestia más melódica. Y me alegra tanto ver nuevas generaciones con ese tipo de gusto por la música.

Burn In Me (su EP) está lleno de detalles emocionantes, de ritmos que ya conoces pero que vas a volver a disfrutar de su mano. Manejan la intensidad y la melodía como les da la gana durante cuatro canciones que harán que cada vez que acabe uno de sus temas estés ansioso por empezar con el siguiente. De momento mi favorito con diferencia y sin hacerles ascos a los demás es claramente Inject:

https://www.youtube.com/watch?v=BvmS3y5Tm7o

Y con esta canción especialmente pasa algo muy interesante que os pido, ya casi como favor, no cometáis el grave error de juzgar su trabajo sin haber esperado a que el tema acabe. Porque el rey de(l) Espíritu tiene mucho que decir y no podréis valorar su mensaje hasta que acabe de hablar.

Pero es que sus otras tres historias no tienen desperdicio ninguno. Y os diré algo, es fácil saber cuándo estás delante de una banda que te encantaría ver en directo cuando, al menos en estudio, sólo son tres y no echas de menos ningún otro instrumento.

En KingSpirit no falta nada, no hay huecos que rellenar, no hay mucho espacio para poner de tu parte; es una de esas bandas que uno puede coger de la mano y sencillamente llevarse llevar por lo bien que lo hacen.

Si nunca habéis tenido esa experiencia, podéis hacerlo hoy mismo escuchando el EP de estos Irlandeses en su BandCamp e incluso contribuir a la buena salud de la música bien hecha aportando lo que os cuesta una cervecilla comprando su EP. Y como siempre también, os podéis dar una vuelta por su FaceBook o su Twitter.

Os dejo, me llaman en otra parte.

También te puede interesar: