Kenji Kawai y su peculiar manera de entender las bandas sonoras

Kenji Kawai es un compositor japonés de BSO que ha trabajado en infinidad de animes, tales como Ranma 1/2, Patlabor, Devilman y otros tantos. Sin embargo, su composición más celebrada es la BSO de todo el Ghost In The Shell de Masamune Shirow y Mamoru Oshii (con la notable excepción de la serie Stand Alone Complex, de la que se encargó la multinstrumentista y compositora Yoko Kanno junto con la cantante ruso-japonesa Origa -ya hablaremos más adelante de esta maravillosa colaboración y sus geniales frutos-).

Su manera compositiva, minimalista en la utilización de la orquesta (sólo cuerdas y su presencia es un mero colchón), hace recaer el peso casi totalmente en la percusión, logrando, de manera casi imposible, resoluciones tan épicas como emocionales. Con la ayuda inestimable, por cierto, de un coro tradicional de las montañas del norte de Japón formado íntegramente por mujeres. El cocktail explosivo entre ambos exponentes del folclore japonés (los tambores típicos o taikos y el coro tradicional) y los componentes más occidentales, resultan ser un acierto que no sólo resalta el carácter futurista y retorcido del anime, sino que encoge el alma del oyente con su épica exacerbada.

Juzguen ustedes, damas y caballeros.

También te puede interesar:

  • No hay contenidos similares