Jon Lord, Genio y Figura.

Jon Lord, probablemente, junto a Rick Wakeman, el teclista/pianista más laureado de la época de las “grandes bandas” de rock, nos dejó hace apenas unos días, por lo que me gustaría hacer un pequeño homenaje hacia este genio.

http://www.youtube.com/watch?v=72jJh_e6eeg

Nacido en 1941, Lord comienza a tocar el piano siendo apenas un niño, empujado por su padre, músico de jazz. Su formación, clásica, le acompañaría durante toda si vida artística, si bien el genial pianista/teclista, sería conocido por su habilidad sin parangón con el famosísimo órgano Hammond. Además, cabe destacar su mezcla de estilos, entre la fuerza desgarradora del blues mayor, un cierto gusto clásico, y ese curioso y exótico toque oriental y grandilocuente que imprimía a sus temas.

En 1968 se une a Deep Purple, banda que comienza una fulgurante e inimitable carrera. Eran conocidos como los mejores instrumentistas de la escena rock de Gran Bretaña, crativos, arriesgados, novedosos, siendo una de las prinpales bandas de rock, y piedra angular del hard rock y el heavy metal junto a Led Zeppelin.

El tándem junto a Blackmore pasaría a ser histórico, pero no sería su única aportación al mundo de la música.

Y es que, Lord, lejos de contentarse con convertirse en una vieja gloria, pasó a formar parte de la mítica banda Whitesnake a finales de los 70, siendo uno de sus miembros fundadores. Militó en este grupo entre 1978 y 1984 (poco antes del cambio de estilo de la banda, más moderno y menos basado en el blues y el rock clásico) para después volver a Deep Purple, su banda “de toda la vida”, que no abandonaría hasta 2003.

También participó en obras de teatro, y fue sesionista de piano de grandes bandas, como The Kinks (autores del gran éxito You really got me, en el que Lord participó) junto a otros músicos como Jimmy Page.

En 2003, tras constantes éxitos con Deep Purple, y siendo el artífice del famoso concierto con orquesta, Jon anuncia su retirada de la banda por puro agotamiento para dedicarse a sus proyectos solistas, más tranquilos, y sin constantes giras.

Fue nombrado Honoris causa de música por la universidad de Leicester, además de recibir diversos premios por su labor como compositor, arreglista e intérprete.

Jon anunció de modo oficial que luchaba contra el cáncer en 2011. Siguió componiendo música durante el tiempo que le fue posible hasta que, por desgracia, la terrible enfermedad debilitó su organismo, y sufrió una embolia pulmonar que se lo llevó.

Por toda tu carrera, por tu honestidad como músico, por tu entrega y tu pasión… Gracias, Jon. Siempre serás el señor del rock & roll.

 

También te puede interesar: