Heavy Relic

¡Ah!, ¡las noches de verano!

Una de las aplicaciones inmediatas de la música, desde mi poco entendimiento es que automáticamente, según chapoteas a través de ella, descubres y experimentas se empiezan a convertir, indefectiblemente en la banda sonora de tu vida.

Y no hay nada que no puedas hacer para evitarlo.

Todos los que estáis leyendo esto seguro que tenéis discos concretos asociados a épocas, a estaciones incluso a momentos concretos de vuestra vida.

A veces es jodido, porque sin querer alguna música queda asociada a épocas que uno quiere olvidar y hay que hacer un esfuerzo muy grande por formatear el recuerdo y escribir uno nuevo; aún así es como un diario, aunque uno tache las páginas y escriba encima en otro color, en el fondo siempre sabes lo que quedó escrito debajo.

La memoria es muy puta.

Y hay discos que se prestan a ello de manera excepcional, por cómo entienden el entorno, por cómo abarcan el espacio convexo que te rodea y lo llena con sonidos.

¿Estáis perdidos, verdad?

A esto me refería. Nunca he sido un gran fan del rock instrumental, ha sido con vosotros que semana a semana he ido introduciéndome en ello para poder bucear en su océano y rescatar los mejores discos y traerlos aquí cada semana y lo que os traigo hoy es una joya de las oscuras y azules profundidades abisales de la psicodelia y el desierto líquido.

Hoy, Lunes 15 disfrutamos de Heavy Relic, un proyecto instrumental, lisérgico, stoner y bastante psicodélico de… de no sabemos muy bien de quién. Heavy Relic se quedan ocultos en la oscuridad de la ignoto y la atracción de lo desconocido.

El caso es que tienen un disco instrumental lleno de texturas, pasajes, historias y partes que queréis descubrir troceado y diseccionado en siete temas para que sea más fácil de digerir y disfrutar (yo lo gozo en este momento con Alchemia en concreto).

Como siempre, podéis escucharlo gratis en su BandCamp y comprarlo al precio que consideréis más oportuno por estas siete composiciones llenas de intención y mensaje.

También os podéis dar una vuelta por su extraña y misteriosa página web y unir los puntos que yo he dejado desdibujados.

Las noches de verano de este año vienen cargadas de groove y misterio. Y cuando se vayan no volverán, ya lo sabéis.

También te puede interesar: