El blues moderno, la nueva ola de finales del siglo XX

Segunda parte del artículo que iniciamos ayer con el blues británico y el llamado “blues blanco”. Hoy, varias estrellas de la nueva ola de blues, comenzando por el maestro texano SRV, Jeff Healey, Gary Moore, Robert Cray… Mañana terminaremos con el blues fusión (Robben Ford, Scott Henderson… ) y el blues más contemporáneo de Bonamassa y John Mayer.

No requiere presentación. Steve Ray Vaughan fue descubierto por David Bowie cuando ya deslumbraba en los bares texanos con su estilo, mezcla del blues sureño más añejo, y la garra y la fuerza de Jimi Hendrix. Su hermano, Jimmie Vaughan, era considerado el mejor bluesman de Texas y fundó The fabulous Thunderbirds, pero Steve le superó convirtiéndose en un mito de la guitarra. Su espíritu sobrevivió al trágico accidente que terminó con su vida.

Robert Cray recuperó el trono del blues para la comunidad negra con su estilo clásico y su voz desgarrada, añadiéndole un sonido muy modernizado a la guitarra y la producción, casi con aire de pop.

Jeff Healey, un guitarrista ciego que superó todas las barreras, e incluso tocaba blues con una ibanez sobre el regazo. Gara y una energía desbordante para este artista que murió presa del cáncer.

Gary Moore dejó de lado el rock y el hard rock para convertirse en un bluesman con tintes de rock star. Su disco Still Got The Blues es uno de los grandes contemporáneos por méritos propios

Dereck Trucks destaca como el mayor genio de slide de la historia del blues. Ha sido guitarrista de los Allman Brothers, lo cual dice mucho sobre él. Ver para creer… También es un guitarrista de jazz espectacular.

Susan Tedeschi es el alma femenina del blues moderno (si bien parece tener sucesoras, que veremos en otros artículos). Cantante espectacular e instrumentista de calidad, se ganó su lugar en el panteón del blues recordando a la mejor Memphis Minnie.

 

 

 

También te puede interesar: