Dentro de la Trituradora

Grandísima noche de Metal la que vivimos en la sala Arena el pasado domingo.

Tanto los cabezas de cartel, Gojira, como los teloneros, Hypno5e, ambos franceses, demostraron que el lleno que presentaba la sala no era casual, y que, en el caso de Gojira, va a ser complicado que este tipo de recintos no se les vayan quedando pequeños en sucesivas visitas.

Avisados quedais.

Cuando llegamos, la sala presentaba ya un gran aspecto, y había muy buen ambiente. A mí, la sala Arena, es una sala que me encanta para ver conciertos, ya que tiene ese toque de cercanía que solo he sentido en el Kafe Antzokia de Bilbao, o en la Porta Caeli de Valladolid (algún día debería hablaros de la apoteosis vivida en esa sala con un concierto de Hogjaw). La sala suena bien, y permite estar “dentro” y “fuera” del meollo, sin dejar por ello de disfrutar los conciertos. Ya me entendeis.

Pero venga, luces fuera, comienza la música….

Arrancan los Hypno5e, grupo que no conocía antes del concierto, y cuya apuesta era muy alta, ya que, con un sonido buenísimo, un juego de luces de primera división, y una sala completamente llena cuando salieron, su set podía haber sido ignorado, o podrían no haber aprovechado las perfectas circunstancias que se les ofrecían.

Pero lejos de todo eso, estos franceses salieron a reventar al publico, con unas ganas y un material de un nivel muy alto. Además era un set no exento de riesgo, puesto que llevaban mucho sampleado (cuerdas, coros, partes recitadas, transiciones entre canciones), que debían coordinar con el sonido en vivo.

Todo quedó perfecto, y su sonido (muy cercano al de Gojira en cuanto a contundencia, pero un poco más lirico, progresivo, y experimental), dejó un sabor de boca excelente, haciendose muy cortos los 45 minutos que tocaron.

A ver si algun promotor los baja de nuevo a estas tierras con un set completo, y podemos constatar las excelentes impresiones, puesto que a más de uno no nos hubiera importado que estos tipos se hubieran cascado un set más largo.

Con dos álbumes y algun EP ya editados, habrá que seguirlos de cerca.

Luces dentro, y un ejercito de “pipas” cambiando amplis, pinchando pedales, probando luces, baterias…..

Venía el monstruo.

Cuando un grupo tiene discos del nivel de “From Mars To Sirius”, o el último y excelente “L’Enfant Sauvage” es muy probable que, si la actitud acompaña,  se vaya a asistir a uno de los conciertos del año.

Y así fué, los Gojira nos metieron en su trituradora, y por un espacio de algo más de 90 minutos hiecieron que, oídos, cuellos, cuerpos y espíritus salieran machacados pero pletóricos.

El Setlist fue muy equilibrado, dando más peso a L’Enfant, obviamente, pero tocando tres temas de Flesh, otros tres de Sirius, y dejando sólo 2 huecos a su material mas antiguo, con canciones de The Link.

Y este es un tema interesante, ya que les han acusado de que su último disco es más accesible, y melódico, y que se estan comercializando.

En mi caso, que los he conocido con L’Enfant, y he recorrido su discografía hacia atrás, es precisamente esta evolución la que me atrae, y hace que quiera escuchar más de estos tipos.

Ellos son conscientes, y durante el concierto el propio Joe, al hacer referencia a su material más antiguo comentó que ellos venían del Death Metal, pero que ahora habían evolucionado hacia….bueno, hacia ser Gojira.

Como grupo de DM son buenos, pero poco innovadores. En cambio, desde Sirius, se nota que han ido construyendo un sonido propio, que, desde mi punto de vista, puede llevarlos al mainstream, y esto no es algo malo, si no todo lo contrario.

Es más en 2005 ya tenían un cañonazo como “From the Sky”, que no desentonaría en su último disco… es decir, llevan mas tiempo siendo Gojira, que una banda de DM.

Arrancaron con Explosia, con ese “Go!” que pone los pelos de punta, muy enchufados y sólidos. En los primeros dos temas el sonido sonó un poco empastado, y a lo largo de las primeras canciones las guitarras estaban un pelín bajas, pero es que cuando se tiene la base rítmica de Gojira, escuchar la batería y el bajo “up front” es un placer.

A pesar de que creo que Mario, el batería, estuvo “sólo” al 85% de su potencial, su show confrma que en estos momentos debe ser uno de los mejores batarías del mundo.

Si a ello le sumamos la perfecta sincro con el bajo, hace que, tanto en disco como en vivo, estos dos animales sean uno de los factores más importantes del sonido Gojira.

No soy de comentar los conciertos canción a canción ,asi que no lo voy a hacer, pero si me gustaría destacar algunas cosillas.

Creo que en directo “Liquid Fire” es peor que en el album, y rompe un poco el ritmo. Es su canción más radiable, y tiene mucho potencial comercial, pero creo que en escenarios como el del otro día no funciona. Mejor en festivales, que sirva de gancho.

Oroborus es, sencillamente, apuballante. Probablemente el punto algido del concierto. Ejecutada como si se fuera a acabar mañana el mundo, y esa canción fuera su testamento.

El sólo de batería no me gustó mucho. No fue largo, pero no estuvo muy inspirado, y a un animal como Mario, probablemente se le pueda pedir más. Como nota curiosa, durante el sólo el resto de la banda no abandona el escenario, simplemente se esconden tras los amplis, y miran al batería, un detalle de respeto.

Y llegamos a la que ha sido mi canción de cabacera durante muchos meses, “The Gift of Guilt”, y que cierra el concierto. Si yo tuviera que elegir una canción para definir a Gojira sería esta, un “medio tiempo” (ejem!!) espectacular, que en directo se convierte en apoteosis, cierre, y comunión.

Tras ello, muchos minutos de ovación con la banda en el escenario, surf de Mario sobre una tabla de body board, y grandísimas sonrisas en las caras de público y músicos (ellos mismos habían admitido antes que no sabían cuantos apareceríamos en la sala, ni nuestra reacción, por lo que la completa entrega les debió de dejar muy felices).

Sólo queda esperar al DVD que han grabado de su concierto en Londres, y que van a editar en breve, otro album del nivel de L’Enfant, y conciertos como el del otro día.

Al fin y al cabo la musica en directo va de eso, entrega y calidad.

También te puede interesar: